• Mié. Abr 17th, 2024

Chivas Y Crónicas

"Chivas y Crónicas", el periódico virtual dirigido por Juan Carlos Giraldo Palomo, es un espacio dinámico y comprometido con la difusión de noticias relevantes y crónicas impactantes. Con un enfoque fresco y una mirada perspicaz, nuestro objetivo es informar y entretener a nuestra audiencia, ofreciendo una cobertura completa de los acontecimientos más destacados. Desde noticias de última hora hasta crónicas detalladas, "Chivas y Crónicas" te mantiene al tanto de todo lo que sucede en el mundo, con la pasión y el profesionalismo que nos caracterizan.

CAR Cundinamarca: El “muro” para contener a “La Niña”, a orillas del Río Bogotá

El fenómeno de “La Niña” podría traer fuertes lluvias y, como históricamente ha ocurrido, los consecuentes desbordamientos de los ríos que circulan por Cundinamarca, muchos de los cuales ponen en riesgo a las poblaciones que bordean. En ese sentido, para la Corporación Autónoma Regional del departamento, es de especial cuidado el asombroso Río Bogotá, pues sus aguas bañan varios municipios y ciudades sabaneras, empezando por la mismísima Bogotá, con populosos barrios construidos prácticamente a sus orillas.

Por eso, desde ya, la C.A.R Cundinamarca puso en marcha un agresivo plan de obras de refuerzo en la cuenca media del río, básicamente, para evitar desbordamientos. Según lo anunció el director de la entidad, ÁLFRED BALLESTEROS, este “operativo” de contingencia se desarrollará en varias fases, a partir de mitad de este año:

• Más de 20 máquinas, que estarán operando durante nueve meses en cinco frentes de trabajo, realizando mantenimiento a los trabajos de adecuación hidráulica, que iniciaron desde el 2012.
• Se retirarán 1.400.000 metros cúbicos (Un millón cuatrocientos mil) de sedimentos en 68 kilómetros. Esto es, el barro que se acumula principalmente en las orillas, como consecuencia de los aguaceros y tormentas.

Álfred Ballesteros, director Car Cundinamarca

Comunicado Oficial

Desde la Oficina de Comunicaciones de la CAR Cundinamarca se expidió una comunicación pública, para que, a partir de la fecha, las distintas regionales comiencen a divulgar las alertas entre la población y mantener un monitoreo de las cuencas.

Las 20 máquinas ya están listas

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) inició trabajos de prevención y mantenimiento a las obras de adecuación hidráulica realizadas en la cuenca media del río Bogotá para evitar emergencias por desbordamiento del afluente.

La meta, según informó el director de la entidad, es retirar 1.400.000 metros cúbicos de sedimentos con más de 20 máquinas, entre barcazas y planchones, que estarán operando en cinco frentes de trabajo a lo largo de los 68 kilómetros de la cuenca media, desde las compuertas de Alicachín en Soacha hasta el sector del puente de La Virgen en Cajicá.

“Estamos preparándonos frente al Fenómeno de La Niña. Volver a retirar el sedimento que se ha acumulado durante los últimos 12 años es lo que va a permitir que se protejan las comunidades ribereñas”, explicó Alfred Ballesteros, director general de la CAR.

Con las obras de adecuación que se realizaron en 2012 se amplió el cauce del río, pasando de 30 a 60 metros para darle mayor capacidad a su caudal, además se construyeron zonas naturales de inundación controlada.

“Son obras que hoy están blindando a la cuenca media, pero ante el anuncio del Fenómeno de La Niña, se hace necesario ejecutar actividades de prevención”, manifestó el director de la CAR.

“Que este Fenómeno de La Niña, que ha sido anunciado a partir del mes de agosto, no vaya a afectar a las comunidades que están asentadas en la cuenca media del río Bogotá. Las autoridades ambientales debemos invertir en estas obras de prevención de ese riesgo que tenemos de inundaciones generado por el cambio climático y por el Fenómeno de La Niña”, agregó.

Las obras se extenderán por los próximos nueve meses”

Qué es el Fenómeno de la Niña?

El fenómeno de “La Niña” en Colombia se caracteriza por un aumento considerable de las precipitaciones  y una disminución de las temperaturas  (También conocido como anomalías positivas y negativas) afectando principalmente  las regiones Andina, Caribe y Pacífica, así como el llamado Piedemonte Llanero.

Según el Ideam, este fenómeno podría durar entre nueve meses y permanecer hasta tres año, alterando los climas de  forma dramática, ben sea aumentado las lluvias y las corrientes frías, o aumentando los calores, generando sequías y veranos intensos.