• Mar. May 21st, 2024

Chivas Y Crónicas

"Chivas y Crónicas", el periódico virtual dirigido por Juan Carlos Giraldo Palomo, es un espacio dinámico y comprometido con la difusión de noticias relevantes y crónicas impactantes. Con un enfoque fresco y una mirada perspicaz, nuestro objetivo es informar y entretener a nuestra audiencia, ofreciendo una cobertura completa de los acontecimientos más destacados. Desde noticias de última hora hasta crónicas detalladas, "Chivas y Crónicas" te mantiene al tanto de todo lo que sucede en el mundo, con la pasión y el profesionalismo que nos caracterizan.

MOSCA EN VASO DE LECHE? Larvas del indeseable insecto, a la dieta animal y humana

QUIÉN LO IBA A PENSAR? Las indeseables moscas, las mismas a las que casi todo el Universo les hace “El feo” porque, sencillamente, producen asco, está a punto de convertirse en fuente alimenticia para otros animales de cotidiano consumo humano, como pollos y cerdos. En otras palabras, podría decirse que la Mosca llegaría a ser parte de la cadena alimenticia humana? Pues la respuesta la tiene una revolucionaria iniciativa, que tiene como protagonista a la famosa “Mosca soldado negra”.

 Según resultados anunciados por la CAR Cundinamarca, “La mosca soldado negra es la protagonista de una innovadora iniciativa que transformará la gestión de los residuos orgánicos en el territorio CAR y en motor para el desarrollo de líneas de bioeconomía circular”.

Es que, según se ha establecido científicamente, las larvas de este insecto se alimentan de desechos en descomposición, que son transformados en harina rica, en proteínas y grasas, como base para la alimentación de animales de fincas y granjas, como pollos, conejos, cerdos, ente otras especies de granjas y fincas.

Consultado sobre esta interesante noticia, el director de la CAR Cundinamarca, Álfred Ballesteros, explicó que la idea es facilitarle la vida al campesino de nuestro departamento, en el aprovechamiento de los recursos naturales de la región:

Nuestro compromiso es trabajar de la mano con la comunidad, en la búsqueda de soluciones basadas en la naturaleza, a partir de la innovación y la transferencia tecnológica para la protección ambiental”: Alfred Ballesteros, director de la CAR.

El comunicado de la CAR

Un pequeño insecto, de aproximadamente 15 a 20 milímetros, que produce cerca de 900 huevos cada 4 días en rendijas y lugares húmedos y cercanos a materia orgánica en descomposición, es el punto de partida de un proceso de transformación que puede convertirse en alimento rico en proteínas y grasas para pollos, conejos, cerdos y otros animales de granja a bajo costo y con mayor valor nutricional que muchos productos del mercado.

Esta es la conclusión a la que llegaron dos investigadoras de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, Diana Delgado y Sandra Chingaté, luego de varios meses de trabajo con composteras del municipio de Bojacá, organizadas en torno a procesos de aprovechamiento de desechos y economía circular.

Se trata de la mosca soldado negra (Hermetia illlucens), un insecto que ha cobrado protagonismo en diferentes partes del mundo por el valor agregado de sus larvas, las cuales se alimentan de residuos orgánicos humanos y animales y que criadas en condiciones controladas de laboratorio son transformadas en harina rica en proteínas y grasas, como base para la alimentación de animales de fincas y granjas.

¿Cómo una mosca puede alimentar animales de granja, convertirse en abono y además en biocombustible? 

 

El proyecto de investigación adelantado por la CAR, contó con la colaboración del grupo Terrazán, una empresa con más de 15 años de experiencia en la aplicación de los Principios de Economía Circular en Bojacá, la cual recibe bioresiduos como lavaza (desechos de comida), ruminaza (desechos de sacrificio de ganado) y lodos (desechos de sacrificio de aves), para convertirlos en bioproductos.

Teniendo en cuenta los volúmenes de material orgánico en descomposición en la zona de Bojacá, las investigadoras de la CAR se dieron a la tarea de analizar y caracterizar  estos desechos para dar inicio a la cría de larvas de la mosca soldado.

Una vez seleccionada la zona se dispusieron las larvas, asegurando condiciones de temperatura y humedad y se dio inicio al proceso de observación del comportamiento de las larvas en cada uno de estos bioresiduos por separado y mezclados.

Las larvas fueron observadas por un lapso de 6 meses durante el cual se pudo identificar que en su proceso de crecimiento, engorde, digestión y deposición generaban un sustrato con características diferentes según el origen de los desechos.

Tras revisar los componentes químicos y microbiológicos del sustrato, las investigadoras observaron la presencia de una alta carga de proteína y grasas en aquellas larvas que se alimentaron de lavaza, seguida por los lodos y la ruminaza. La menos efectiva, según el análisis, resultó ser la mezcla de los tres.

Antes de que las larvas evolucionen a su condición de adulto, en estado de pupa son sacrificadas y procesadas para convertirlas en harina. Al estudiar la composición cuantitativa de la harina resultante se observó la presencia de humedad, fibra, cenizas, grasa y proteína en cantidades mayores a las de otros productos del comercio.

En paralelo, las investigadoras pudieron identificar que los sustratos obtenidos sirven además como acondicionador o abono orgánico de suelos que se encuentran afectados por pisoteo de animales, o pobres en nutrientes, ya que cuentan con concentraciones importantes de fósforo, nitrógeno, carbono y pH necesarios para su rehabilitación.

Y como si esto fuera poco, el proyecto permite anticipar que el aprovechamiento del extracto etéreo de estas larvas (porción de un alimento que es insoluble en agua pero sí en otros solventes orgánicos) podría ser utilizado como biocombustible, dado su potencial como fuente de energía.

En la ruta se soluciones basadas en la naturaleza

En el marco de la construcción participativa del nuevo Plan de Acción Cuatrienal de la CAR, el director general, Alfred Ignacio Ballesteros Alarcón, ha sido enfático en su compromiso de trabajar de la mano con la comunidad, en la identificación de soluciones basadas en la naturaleza, a partir de la innovación y la transferencia tecnológica.

“Proyectos como el de la mosca soldado negra hacen parte de las iniciativas de bioeconomía ambiental sostenible, que podrían ser replicados en diferentes partes del territorio CAR con el fin de aliviar los altos costos de la alimentación de animales de granja y al mismo tiempo, contribuir a la protección ambiental”, afirmó el director Alfred Ballesteros.